Teléfono: 616 214 878
Español
YouTube

Colaboramos con el barco solar de WWF

agosto 23, 2012

Este sábado, colaboramos con la tripulación del barco solar de WWF, que está de campaña por la zona, y salió al mar a acompañarnos en la búsqueda de animales, con el fin de apoyar las actividades económicas sostenibles en el mar, como el avistamiento responsable de cetáceos en libertad.

El barco tiene 14 m de eslora y 6,6 metros de manga. Pueden dormir entre 5 y 6 tripulantes para travesías largas, como la realizada a través del Atlántico, y es lo suficientemente espacioso para acoger visitas y realizar pequeñas excursiones con grupos de hasta 12 personas. La cocina está situada en uno de los cascos y las instalaciones sanitarias en el otro. Entre ambos cascos, se ha instalado una amplia cubierta techada con placas fotovoltaicas.

• Tipo: Aquabus C60
• Eslora: 14 metros; Manga: 6,6 metros; Calado: Máximo 1 metro con carga total
• Peso: Aprox. 12 toneladas.
• Motor: 2 motores eléctricos, de 8 Kw cada uno, corriente directa
• Baterías: 520 Ah/C5, acumuladores de plomo de 48 V DC en cada casco.
• Autonomía: A velocidad de crucero sin sol (5 nudos) 2 noches o 18 horas / 90 millas náuticas (166 km).
• Placas fotovoltaicas: Placas solares de 2 x 5 Kw, aprox. 65 m2
• Velocidad: Máxima 7 nudos (aprox. 13 km/h). Velocidad de crucero media, 5 nudos (aprox. 9 km/h).

Breve historia del WWF Solar

WWF Solar es el catamarán de la organización cuya única fuente de energía es la luz del sol. La embarcación está equipada con 65 m2 de placas solares, y puede navegar ininterrumpidamente a una media de 5 nudos. Sus baterías tienen una autonomía de aproximadamente 90 millas náuticas, el equivalente a unas 18 horas de navegación nocturna. La organización tiene previsto surcar las zonas de mayor riqueza natural, y al mismo tiempo más amenazadas de nuestro país demostrando, al mismo tiempo, la importancia de la energía solar para la lucha contra el cambio climático.

En 2007, la asociación suiza Transatlantic21 demostró con el barco Sun 21 (actual WWF Solar) que es posible cruzar el Atlántico con energía solar, sin contaminar y apostando por la innovación y el desarrollo de combustibles no fósiles. La hazaña se realizó en 5 meses tras recorrer 7.000 millas náuticas, de Basilea a Sevilla y de allí a Nueva York pasando por numerosos puertos, y le valió incluso el reconocimiento Guinness por ser el primer barco de estas características en cruzar el Océano.

El sueño de cruzar el mar usando sólo la energía del Sol se hizo realidad gracias a la visión y los fondos donados por Daniela Schlettwein y su familia, a quien WWF España quiere mostrar su reconocimiento, ya que sin su apoyo esta campaña no sería posible.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*